El poder de las plantas

Acudir siempre a los medicamentos no es bueno, porque la química que componen las medicinas pueden en algunos casos ser demasiado agresivas para nuestro organismo.

Por ejemplo si en un día de playa notas que tu hijo se ha quemado por las radiaciones del sol, no desesperes y acudas a la farmacia en busca de una pomada para quemaduras. Las pomadas para quemaduras como puede ser por ejemplo Silvederma, contiene elementos específicos entre ellos la plata indicados para quemaduras de gravedad. Esto en quemaduras de poca importancia puede ocasionar un efecto negativo en la piel de un niño que tampoco está tan agredida.

Evita los medicamentos siempre que sea posible

poder de las plantas Tal vez con algo natural como el aloe-vera sea más indicado para este caso en concreto.

La cuestión es que hay que tener en consideración el poder de las plantas como sistema curativo en algunos casos.

Vamos a ver algunos ejemplos en el uso de la herborestería.

El rábano: utilizado en el cáncer de pulmón y en general de todo el sistema respiratorio . Indicado en distintas formas de administración según el grado de la enfermedad.

Hacer una papilla con la ralladura de limón, azúcar y añadiendo leche, se suele envasar y utilizar para paliar los efectos negativos de una úlcera también sirve para los problemas estomacales.

Aunque otro remedio para la úlcera estomacal es tomarse dos horas después de haber cenado, una clara de huevo sin batir. Si no se supera el proceso repetir 3 días más tarde.

Encuentra también antibióticos, analgésicos y productos de belleza

poder de las plantas El extracto de sauce llorón es un potente antibiótico y también un buen analgésico.

El hinojo nos sirve para combatir la halitosis y también el sudor.

La menta es una planta bastante utilizada para problemas reumáticos. Su preparación se realiza de la siguiente forma: se corta en trocitos con las manos, después se mezcla con un litro de vino puro, añadimos una taza de miel o azúcar, añadimos la menta y dejamos reposar 24 horas.

En su administración se recomienda una cucharadita al día, si no es posible una copita antes de dormir. Si estás embarazada y tienes reumatismo, tomarlo destilado.

Si cortas una naranja a rodajitas y la hierves junto a miel o azúcar, al soltar el caldito y ponerse tibio, puedes tomar una cucharada cada 5 minutos para bajar la fiebre. Puedes utilizar también, limón, mandarina e incluso cáscara de piña.

Descubre como masticar menta o yerbabuena hace desaparecer el dolor insoportable de tus pies.

En el mundo de la herboristería el poder de la aloe vera se tiene muy en cuenta, te recomiendo conocer un poco la elaboración de cremas y jarabes de esta planta tan milagrosa. Te sorprenderá de lo que puede llegar a ser capaz.